Y por fin mi sueño hecho realidad

Bueno, cómo empezar de nuevo… He estado ausente demasiados meses, lo sé pero muchas que me seguís en este camino de la infertilidad sabéis que a veces es necesario tomar distancia para poder asimilar la cantidad de sentimientos y de imprevistos que vienen sin esperarlos.

Tengo que confesaros algo que ha sucedido en estos meses y que, si me lo hubieran adelantado hace un año me hubiera partido de la risa. Estoy embarazada, de 16 semanas ya y es un embarazo gemelar. A día de hoy todo va bien… pero el miedo no se va y ese miedo es el que me ha impedido compartir todo lo que estoy sintiendo en este blog.

Quisiera retomar mi historia y ya os contaré cómo ha sucedido todo, cómo ya hemos averiguado el problema que hay y puesto la solución. Sé que me dicen que lo peor ha pasado pero me queda mucho camino para verles las caritas y por fin respirar tranquila al saber que realmente están bien.

Esto es un canto a la esperanza de muchas que estáis en este camino y que habéis sufrido abortos. Siento esta larga ausencia, abrí este blog pensando en ayudar y dar voz a los abortos de repetición pero cuando por fin he conseguido mi embarazo la situación me vino grande.

En próximos post os relataré la historia completa porque es muy larga y hay mucho que contar, solo quería para aquellos que me seguís que supiérais de esta buena noticia.

 

Anuncios

Mi regreso

Por fin estoy de vuelta en el blog, ha sido un verano muy largo de descanso, de reflexión. He desconectado bastante de las redes sociales, más por necesidad que por otra cosa pero también porque no he tenido acceso practicamente a internet y, a través del móvil se dificulta todo mucho más.

Tengo que confesar que este periodo de desconexión, me ha llevado a entender bastantes cosas que me estaban pasando y a terminar de asumir que hay muchas más cosas en esta vida a parte de ser madre y estar viviendo un problema de infertilidad.

Hoy que es mi regreso, no quiero aburriros con rollos infinitos y ya os iré contando qué ha pasado por mi cabeza, estos meses para que me haya dado cuenta de muchas cosas.

Imagino que en parte ha ayudado las diferentes lecturas que he tenido en mis manos y parte el hablar mucho con mi marido sobre este tema. También he tenido más de una voz sabia a mi alrededor que me ha hecho valorar cosas que nunca me había dado cuenta.

Además, hace poquito cumplí años. Ya son 38, cada año pasa más deprisa y me doy cuenta de que mi sueño lo siento cada vez más lejos, no, no he tirado la toalla, solo que me lo estoy planteando de otra forma.

Espero que en este mi regreso, sigáis por aquí conmigo y me acompañéis en este nuevo viaje que es vivir la vida y disfrutar cada momento.

 

Cerrado por vacaciones

Hace mucho que no escribo y es que las circunstancias han hecho que me tome el verano de otra manera.
Primero mi trabajo que hace que no tenga tanto tiempo para el blog.
Segundo, estamos en el campo pasando el verano y la cobertura aquí es muy escasa y limitada.
Tercero, nos estamos tomando un verano de búsqueda relajada y reflexión ante lo que pueda venir.
Escribo desde el móvil por lo que la edición de este post es muy limitada, así que os pido perdón.
En septiembre volveré con energía renovada y muchas cositas que os quiero escribir y contar.
Os agradezco a los que a pesar de esta larga ausencia, seguís leyendome. Seguiré presente en las redes sociales,   todo lo que mi cobertura lo permita.

Verano

image

Últimamente mis entradas son pocas y muy espaciadas, las razones son porque como os conté he vuelto a trabajar y otra, nos hemos trasladado a la residencia de verano y no tengo internet. Así que voy tirando de móvil…
Es por este traslado que estoy tratando de estar tranquila, aquí en el campo el tiempo pasa de otra manera y la cabeza va a otro ritmo.
Voy a aprovechar cosas que tenía pendientes de hacer para aprovechar estos meses de verano, una de ellas era leer unos libros que tenía pendientes por leer. Entre esos libros estar Tengo los óvulos contados de Raquel Sanchez Silva y No tires la toalla hazte un bonito turbante de Marian Cisterna.
Hoy mismo he hecho el pedido y estoy deseando que me lleguen para esas tardes de tumbona y piscina.
Por otro lado, ya os adelanté por twiter que ya tengo cita con la clínica de reproducción para el próximo viernes, ya os contaré que tal.
Y así van pasando mis días este verano.
Así que espero perdonéis que no esté tan activa en el blog.
Intentaré ir escribiendo aunque lo tenga que hacer con el móvil.

Las cosas que importan

A veces es necesario tener un respiro para darse cuenta de que muchas veces las cosas que importan son pequeñas cosas.
A veces es un simple rayo de sol o una nube que pasa.
A veces es un beso fugaz o un abrazo intenso.
A veces es un olor o tan solo un sabor.
A veces es un momento o una eternidad.
Solo se que cuando te das cuenta de que son las pequeñas cosas las que importan es cuando encuentro mi paz.

Una semana desaparecida

Perdonarme pero llevo una semana desaparecida y es por unas buenas razones que ahora os resumiré.

Primero, esta semana he empezado a trabajar, me han llamado para cubrir una baja (de maternidad como no) durante unos cuantos meses. Bien, porque me vendrá muy bien para desconectar un poco de todo el tema de la búsqueda de embarazo y, de paso, ganar un dinero que nunca viene mal.

Así que esta semana he ido un poco de culo y he acabado agotada. Cuando coja la rutina y me organice todo ira mejor.

Segundo, este segundo motivo me lo voy a reservar para mi pero es algo que nos ha venido de sorpresa y nos vendrá muy bien este verano para poder relajarnos y disfrutar.

Por lo demás, esta semana ya tuve mi visita mensual con 3 días de antelación, así que según mis cálculos ni de broma pillamos al ovulito. A ver si este mes tenemos más suerte.

También he avanzado con el tema de la clínica y sí que tenemos un servicio de RA concertado con el seguro privado,precisamente con IMER. Esta semana llamaré para coger cita e ir adelantando información para tener las cosas claras para septiembre.

Lo que si tengo claro es que voy a disfrutar del verano sin agobios, que sea lo que tenga que ser.

Espero esta semana organizarme mucho mejor y poder volver a estar por aquí porque lo he echado de menos!!

El largo camino de la infertilidad

42721-O3GJBF

Volvemos a estar a día 22 del ciclo y vuelven a faltar 6 días para que aparezca de nuevo la indeseable. Este mes parece que lo llevo mejor, estamos resignados a dejar pasar el verano y en septiembre, con la vuelta al cole, ponernos serios con el tema de la búsqueda y pedir ayuda externa en vista de que parece que esta vez está tardando en llegar.

Para los que no lo sepáis, me he quedado embarazada 3 veces con facilidad y las 3 veces los he perdido. Por lo que, cuando en abril reiniciamos la búsqueda pensábamos que sería como las otras veces, llegar y besar el santo.

Ya llevamos con este 4 ciclos y de momento nada. Así que con el último ciclo, decidimos tomarnos el verano de forma relajada y mirar clínicas de reproducción asistida para en septiembre ir al grano.

Lo cierto, es que ya visitamos una de estas clínicas en diciembre FIV Valencia, ya que ellos tienen una inmunóloga que trabaja allí. Y de allí ya salimos con un presupuesto para FIV que nos recomendaban, dada nuestra situación. Solo que nosotros en ese momento, decidimos esperar unos meses para volver a la carga (me casé en abril) y queríamos volver a intentarlo de forma natural.

Ahora, vuelvo a informarme sobre el tema y he indagado que a través del seguro privado hay clínicas que tienen convenios y suelen hacer descuentos en los tratamientos. Por lo que, tengo que informarme bien sobre esa posibilidad.

A la vez que he averiguado eso, he visto que mi seguro trabaja con IMER (Instituto de Medicina Reproductiva) y por lo que he averiguado muchos de los médicos que trabajan son del Hospital La Fe de Valencia, que me da confianza…

Así que, he decidido coger en breve una cita con ellos e ir tanteando si nos sentimos cómodos con ellos, revisar si hacen falta más pruebas de los dos y solicitar otro presupuesto para ir comparando.

En este largo camino, no puedes estar parada por desgracia, cuando te tomas un respiro para estar segura de la decisión que has tomado no puede alargarse mucho en el tiempo porque este corre en nuestra contra. Tenemos que barajar las múltiples posibilidades que se pueden dar y si es posible (aunque es difícil) tener cubiertas la mayoría.

Y en esas andamos…. a la espera de que el próximo viernes no quiera llegar o si llega llamar a la nueva clínica y pedir cita para seguir avanzando.

Jueves de recetas fit: Mis versiones del hummus y del guacamole

preview

Aquí andamos un jueves más para contaros otra de las recetas que he ido incorporando en este cambio que hice a la alimentación sana. Hoy os voy a dar mi versión del hummus y del “guacamole”, digo mi versión porque la he adaptado a mis gustos.

Siempre suelo tener preparado alguna de las dos cosas y lo que hago es usarlo por la mañana para untar las tostadas, es otra forma de tomarlo. Como os he comentado alguna vez solo como pan en el desayuno, luego controlo bastante los hidratos de carbono que ingiero.

El Hummus, como sabréis, simplemente es un puré de garbanzos. Intento que todas las semanas haya un plato de legumbre en mi dieta, en invierno es más sencillo porque apetecen unas buenas lentejas o un potaje de garbanzos, pero ahora en verano…. Es más complicado. Os diré que los garbanzos también los utilizo en ensalada y quedan muy ricos.

Los garbanzos es un tipo de legumbre que contiene muchas propiedades, tiene hidratos de carbono de absorción lenta, vitaminas, minerales y fibra. Contienen proteínas y ácidos grasos buenos para controlar el colesterol Entre las vitaminas que podemos encontrar en los garbanzos están .a A, B1, B2, B3 y B6.  Entre los minerales podemos destacar que son ricos en calcio, magnesio, hierro, fósforo y potasio.

Dicho esto como veis es una legumbre muy interesante y con múltiples posibilidades de cocinarla, tanto en frío como en caliente.

Luego os quería hablar del aguacate, que también he incluido en mi dieta desde hace poco. Realmente no es una fruta que me guste pero he buscado la manera de comérmela porque la verdad es que compensa los beneficios que tiene.

Lo curioso del aguacate es que a pesar de ser una fruta es muy rica en grasas saludables como el Omega3 que ayuda a reducir el colesterol malo. Además, de ser rico en vitaminas como la A, C, D, E, B-6, B-12 y K.

Por todo esto, os recomiendo que lo incluyáis en vuestra dieta de una manera y otra.

Después de esta pequeña introducción, os contaré mis recetas.

Receta Hummus

1 bote de garbanzos cocidos (se pueden cocer pero es más cómodo así)

1 limon

1 diente de ajo (esto va al gusto depende de lo que te guste de fuerte)

Pimentón dulce

Aceite de oliva

Agua

Perejil

Yo lo único que hago es poner en la batidora los garbanzos, el ajo pelado, el zumo del limón, un poquito de agua y batirlo todo. Cuando tengo el puré, no tiene que quedar líquido, por eso recomiendo echarle poquita agua porque con el zumo de limón ya lleva líquido. Siempre se puede corregir si queda muy espeso. Entonces echo las especias y un chorrito de aceite de oliva. Vuelvo a batir, entonces lo pruebo de sabor y según esté le añado algo más de especias o si está a mi gusto lo dejo tal cual.

Como veis, es muy sencillo. No os puedo poner medidas porque la verdad es que suelo cocinar a ojo la mayoría de veces.

Suelo guardarlo en un tupper y dura bien varios días en la nevera.

Receta de mi “guacamole”

1 aguacate

Zumo de 1/2 limón

Aceite de oliva

Sal

Pimienta negra

Simplemente aplasto el aguacate con un tenedor y le añado el resto de ingredientes, lo mezclo todo y pruebo. Igual que antes, siempre al gusto. Se le puede poner un tomate rayado también y queda muy rico igualmente.

Ya me diréis si os gusta, o si lo hacéis podéis darme ideas que serán muy bien recibidas.

#Eltemadelasemana ¿Qué dijiste que nunca harías?

Llevo unas semanas viendo esta propuesta por parte de @PapasBlogueros y me he decidido a participar, como dicen, para que me conozcáis un poquito más.

El #temadelasemana esta vez es ¿qué dijiste que nunca harías? Pues sorprendentemente, nunca pensé que hipotecaría (o sacrificaría) mi carrera laboral por intentar ser madre. Siempre creí que sería una mujer independiente económicamente, trabajadora, que nunca me quedaría cuidando de la casa mientras mi marido iba a trabajar. Y paradójicamente, aquí me tenéis que por circunstancias de la vida y lo que nos ha ido pasando a lo largo de, ésta, mi gran búsqueda, llegamos al acuerdo de que de momento me quedaría en casa y que el tiempo diría…

Lo malo es que se está alargando más de la cuenta, porque el bebé no llega pero bueno, a l@s que me seguís ya lo sabéis.

Así que aquí me encuentro, siendo una ama de casa (trabajo injustamente tratado) 24 horas al día, porque ya sabéis que ni vacaciones, ni sueldo, ni recompensas ni nada de nada.

Sé que esto es temporal, aún me considero joven para volver a retomar mi carrera laboral y la vida no sé dónde me llevará pero algo bueno traerá.

Cambios después de los abortos

Hace unos cuantos días comentaba con una amiga de la #infertilpandy lo que había cambiado nuestro cuerpo después de los abortos. Ya no solo los ciclos y los síntomas de ovulación y premenstruales, sino físicamente.

Con mi primer bioquímico no noté nada, al cuerpo no le dio tiempo a notar que estaba embarazada así que ese casi ni lo cuento. Fue con los dos siguientes cuando sí noté más cosas, sobretodo el el último que tuve el pasado noviembre.

No sé si los dos legrados que sufrí tras los abortos han influido en algo pero mi cuerpo ya no es lo que era.

Lo primero es la ovulación, los dolores de ovarios pre y post ovulación son muchísimo más intensos que antes. Con el primer legrado, la regla me vino como un reloj a los 28 días post-legrado, incluso noté que ese mes ovulé sin problemas. Y el segundo legrado, más de lo mismo, a mis 27 días me vino la regla. Después de cada ciclo post legrado, noté que cerca del día 10 u 11 el dolor de ovarios era intenso, más que antes, y justo cuando ya he ovulado a los dos días vuelvo a tener las mismas molestias.

No he notado ciclos más largos ni nada por el estilo, eso no ha cambiado sigo teniendo ciclos de 27 o 28 días.

Otras cosa que han cambiado son mis síntomas premenstruales, antes siempre tenía el típico granito de antes y ahora ya nada. Antes, justo la noche antes de que hiciera aparición la regla me daba una migraña de intensidad importante que me hacía tener que acostarme porque nada me quitaba el dolor, ahora me dan esas migrañas después de pasar la regla y durante la ovulación. He pasado de una migraña al mes a tener 2 o 3 (según) por cambios hormonales.

Además, ya no tengo dolores de ovarios cuando viene, antes tenía que sobrevivir a base de ibuprofeno, si quería hacer una vida medio normal y ahora prácticamente ni me entero.

Y lo último que he notado y que menos me gusta, es que justo debajo del ombligo me ha salido una tripita fofa y blanda que no se va con nada. Con la pérdida de peso he conseguido reducir barriga excepto esa mollita, imagino que será el útero que ya está dado de sí por un embarazo de 10 semanas y otro de 9.

Me gustaría, a las que habéis pasado por algún aborto (o varios) como yo, me contarais si habéis notado algún cambio.